XIOAMI BAND MI 7 El precio original era: $2.999.El precio actual es: $1.999.
Volver a todos los produtos

XBOX SERIE S

Estado del producto: Producto Nuevo

El precio original era: $25.999.El precio actual es: $19.999.

20 Productos vendidos en 48 horas
Envíos de productos

Envíos a Montevideo: Enviamos tus productos en Montevideo a tan sólo $200 pesos. Si tienes alguna consulta adicional, contáctate con nosotros a través del chat de WhatsApp.

Para envíos al interior:  Trabajamos con diversas agencias de envío, cada una con sus propias tarifas. Los costos de envío pueden variar según la agencia seleccionada. Una vez recibido tu pedido, gestionamos rápidamente el envío y el pago se realiza directamente en la agencia.

Si deseas obtener información detallada sobre las tarifas de envío o tienes alguna pregunta específica, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro WhatsApp.

Métodos de pago

Nos complace ofrecerte opciones de pago que se adapten a tu conveniencia.

Puedes realizar tus compras utilizando Mercado Pago, la plataforma segura y fácil de usar, si quieres conocer sus métodos de pago y financiación haz click aquí.

También podrás abonar tu pedido directamente en nuestro local sin consto extra.

Garantía de Productos

En nuestro compromiso con la satisfacción del cliente, queremos informarte que todos nuestros productos cuentan con garantía de fabricante.
Es importante destacar que la duración de la garantía puede variar entre marcas y productos específicos. Si tienes alguna pregunta o necesitas más detalles sobre la garantía de un producto en particular, no dudes en consultarnos.

Estamos aquí para ayudarte a garantizar tu completa tranquilidad en cada compra.

 

Xbox Series S, análisis: la consola barata de la nueva generación juega sus bazas para enamorar

Xbox Series S tiene sentido. Esta consola no es simplemente una Xbox Series X a la que los ingenieros de Microsoft le han quitado todo aquello que permite recortarla para hacerla más barata. Sí, es 200 euros más económica que las máquinas de nueva generación más ambiciosas, pero ante todo es una alternativa en toda regla a Xbox Series X y PlayStation 5 con un propósito bien definido: ofrecernos una experiencia equiparable a la que nos proponen estas últimas consolas con el juego a 1080p y 1440p.

Acceder a una máquina de nueva generación desembolsando unos comedidos 300 euros es una opción a la que aquellos usuarios que no echan de menos una unidad óptica no les resultará fácil resistirse. Pero Xbox Series S no es solo una consola relativamente económica. Su ADN es exactamente el mismo de Xbox Series X, por lo que su pertenencia a la nueva generación es mucho más sólida de lo que engañosamente parece sugerirnos su precio. Esta es su principal fortaleza. Y este es nuestro análisis de una máquina que promete darnos mucho juego.

Xbox Series S: especificaciones técnicas

El componente que permite a esta consola convivir sin complejos con Xbox Series X es su CPU. Y es que el microprocesador de ambas máquinas es esencialmente idéntico. Ambos se afianzan sobre la microarquitectura Zen 2 de AMD, se fabrican utilizando fotolitografía de 7 nm y tienen exactamente las mismas especificaciones. La única característica que nos permite diferenciarlos es que los ocho núcleos de la CPU de Xbox Series S trabajan a una frecuencia de reloj de 3,6 GHz, y no a los 3,8 GHz del procesador de Series X. Incluso tienen algo más en común: cuando entra en acción la tecnología SMT la frecuencia de reloj de ambas CPU se reduce ligeramente.

 

Que las dos Xbox de nueva generación compartan procesador responde a la necesidad de facilitar a los desarrolladores el traslado de sus juegos a ambas máquinas con relativa facilidad, algo que sería mucho más complicado si la CPU de Xbox Series S fuese sensiblemente menos capaz que la de Series X. Primer punto importante a favor de la más económica de estas consolas. Sin embargo, si nos ceñimos a la lógica gráfica sí encontramos diferencias muy relevantes entre ambas máquinas, lo que nos recuerda que Series X ha sido ideada para jugar a 4K y Series S apuesta por el juego a 1080p y 1440p.

El procesador gráfico de ambas Xbox está encapsulado junto a la CPU en un mismo circuito integrado, y el de Series S también se erige sobre la microarquitectura RDNA 2, al igual que el de Series X. Sin embargo, tiene menos unidades de cálculo que este último (20 frente a 52) y trabaja a una frecuencia de reloj algo más reducida (1,565 GHz frente a 1,825 GHz). Estas modificaciones han sido dimensionadas por los ingenieros de Microsoft para reducir el precio de Xbox Series S sin degradar su capacidad de renderizar los juegos a 1440p con garantías. A lo largo de este artículo descubriremos si la experiencia que nos propone esta consola es equiparable a la que nos promete Xbox Series X.

Xboxsevoluciondiseno1

La flamante Xbox Series S es mucho más compacta y estilizada que la Xbox original. Estas dos máquinas reflejan con claridad la evolución que ha experimentado el diseño de las consolas de Microsoft.

La memoria principal de Xbox Series S tiene una capacidad de 10 GB, y es de tipo GDDR6. La comunicación con la APU la lleva a cabo utilizando un bus de 128 bits, aunque no todo el mapa de memoria trabaja con un mismo ancho de banda. 8 de esos 10 GB alcanzan una velocidad de transferencia de 224 GB/s, mientras que los 2 GB restantes se conforman con unos más modestos 56 GB/s. Eso sí, el rendimiento del sistema de entrada y salida de Xbox Series S es idéntico al de Series X, por lo que, al igual que en esta última consola, alcanza los 2,4 GB/s con datos sin comprimir y los 4,8 GB/s con datos comprimidos.

Xbox Series S incorpora una unidad SSD con una capacidad de 512 GB, pero su espacio útil es de solo 364 GB, lo que limita mucho los juegos que podemos mantener instalados en la consola

0 reviews
0
0
0
0
0

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.